"Eso ya lo sabía yo"

Leo la sentencia de la jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo a Arnaldo Otegi: 2 años de prisión y 16 años de inhabilitación absoluta, además del pago de una sexta parte de las costas procesales.

Como no hay nada a lo que agarrarse, ya que se le acusaba sin saber siquiera qué había dicho, pero se tenía voluntad de condenarlo, la jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo se ha decidido por la frase subrayada:


La jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo hace gala de su ignorancia en afirmaciones como ésta:


En diciembre de 1961, Mandela, convencido de la inutilidad de la lucha pacífica contra el apartheid, creó y asumió la jefatura del brazo armado del ANC, Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación, también conocido por su sigla, MK).  Nada más crearse, el MK comenzó a atacar instalaciones del Gobierno y objetivos policiales y no con confettis y serpentinas, sino siguiendo las tácticas guerrilleras que Mandela había estudiado en su entrenamiento paramilitar en el extranjero y con ayuda de activistas judíos como Denis Goldberg, Lionel Bernstein y Harold Wolpe. Esta información está al alcance de cualquiera, incluso de la jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo.

Como también lo está el famoso discurso de Mandela en el juicio de Rivonia en 1964:
[...] En primer lugar, creíamos que a causa de la política del Gobierno, el uso de la violencia por los africanos era algo inevitable
[...] En segundo lugar, sabíamos que sin violencia no habría modo de que el pueblo africano alcanzara el triunfo en su lucha
[...] Se tomó la decisión de emprender formas violentas de lucha política, y constituir Umkhonto we Sizwe. Y lo hicimos no porque deseáramos esa vía, sino sólo porque el Gobierno no nos había dejado otra opción. En el Manifiesto publicado el 16 de diciem bre de 1961, que se exhibe como prueba, decíamos: «En la vida de cualquier nación llega un momento en que sólo quedan dos opciones: someterse o luchar. Ese momento le ha llegado ahora a Sudáfrica. No vamos a someternos y no nos queda otra opción más que devolver los golpes haciendo uso de nuestro poder en defensa de nuestro pueblo, de nuestro futuro y de nuestra libertad».
Mandela nunca se ha avergonzado de su pasado, ni ha condenado la violencia de la que hicieron uso él y sus compañeros. Pero su historia nos la quieren reescribir como tantas otras veces han reescrito la de quien ha sido catalogado de terrorista y en un momento dado ha alcanzado el poder (a bote pronto me vienen a la cabeza Menahem Begin, Ytzhak Shamir, Ariel Sharon o Shimon Peres). O viceversa.



No existen (ni existieron ni existirán) presos políticos ni refugiados ¿nos ha quedado claro? De hecho, ni siquiera existe la divergencia política, e "Incluso, ahora la política vasca es envidiada en el resto de España”


Ahí está. Ése es el enaltecimiento del terrorismo. Y, por supuesto, castigado con la máxima condena permitida.

Me avergüenzo profundamente del reino católico de las españas.


La noticia antisionista:

6 comentarios:

esmola ha dit...

Excepcional entrada.

Mi enhorabuena.

Causa espanto leer esas sentencias. Con semejante criterio, podrían condenar a cualquier ciudadano.

Estamos a su merced.

Anna ha dit...

La clave está en la frase (léase con sorna y con la voz de la jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo:

"ese gran cambio que, aventuraba, conllevará la territorialidad, la autodeterminación y en definitiva la independencia del País Vasco del resto de España"

pero ya hablaré de eso.

Nótese el desprecio de la frase subrayada por la jueza "Este tribunal ni quiere ni le interesa escuchar los motivos de Estrasburgo" Murillo:

"Mayores halagos para ÉSTOS"

Iba a hacer una comparación con lo que puede leerse en los foros de las fuerzas de seguridad del estado y en blogs y páginas de ultraderechitas españoles. Pero es que me entran náuseas, en serio.

esmola ha dit...

Independientemente de las posiciones políticas...yo me esperaría algo más en la sentencia de un funcionario público que cobra no poco, y especialmente de una sentencia singular como esta.

Yo no he estudiado derecho, aunque me basta el sentido natural de la justicia para reconocer que esa sentencia huele a chamusquina.

No sé si es jurídicamente correcta, pero intelectualmente esa sentencia está al nivel de una receta de cocina.

Está claro: si quieren, pueden arruinarte la vida, ya encontrarán cualquier excusa para justificarlo.

Que miedito que me dan estos corderos, yo, que soy un lobito bueno...

Jabiero ha dit...

Tengo un vídeo que te va a gustar annita, el telediario de la pública diciendo a los cuatro vientos que Mandela nunca utilizó la violencia, así, tal cual, como en los mejores tiempos de Urdaci. Si quieres te lo paso o lo subo, yo hace tiempo que no me siento con fuerzas...

Anna ha dit...

esmola, pero es que no es independiente de las posiciones políticas, es una condena DEBIDA a las posiciones políticas.
Y con la condena decidida, encontrar a posteriori algo en lo que basarla da lugar a esperpentos como ése.

Jabiero leñe, súbelo que ya tardas (Me debes algo ¿recuerdas?)

Nynaeve ha dit...

La entrada es cojonuda, (ya te la podrían haber meneado a ti)...

Yo lo que pienso es que si el mismo TS dijo que se entusiasmaba con las penas, ¿no sería cuestión de hacerle un seguimiento o algo así?

Que hablamos de vidas, joder...