Anotaciones

Pequeñas noticias que no deben caer en saco roto:

1.- Érase una vez dos técnicos del área de empleo y desarrollo de la Agencia de Empleo del Ayuntamiento de Madrid, con las mismas funciones, con idénticas responsabilidades, dependiendo del mismo jefe de área y con los mismos empleados a su cargo (directores de las categorías de técnico grupo 3, monitores y un peón alumno). Uno de ellos (mujer) cobraba un sueldo de 23.573 euros anuales, mientras que el del otro (hombre) era de 32.719 euros anuales.
No es noticia que una mujer perciba menos por realizar el mismo trabajo que un hombre, ni tampoco lo es que esto se dé en la administración pública ni que ocurra en Madrid. Lo que es noticia es que el Tribunal Superior de Justicia, después de cuatro años de reclamaciones, ha sentenciado en favor de la mujer y ha condenado al Ayuntamiento a pagar lo que ella pedía: "la diferencia de retribución entre ambos trabajadores durante cuatro años", esto es 57.834 euros.

2.- El señor Miguel Ángel Revilla Roiz, quien por cierto opina que a Aminetou hay que alimentarla a la fuerza porque  "Es una responsabilidad. Nos ha caído este muerto ahí y el Gobierno tendrá que tomar medidas en cuanto avisen los médicos porque no sería bueno para España que se muriese en nuestro país",  asegura que "en torno al español hay una industria que no tiene EREs".

Quizás desconoce la denuncia del Ministério Público do Trabalho de Brasil contra el Instituto Cervantes por contratar ilegalmente al 75% de sus trabajadores en condiciones deplorables. Puede leerlo aquí o aquí. Y también podría informarse sobre su realidad laboral en El trastero del Cervantes, o estar atento a vídeos como éste:



3.- Esta madrugada nos dejó Albert Ràfols-Casamada

segurament
no és amb el mot segurament
que hauria de començar
aquest poema
hi ha un espai
darrere cada mot
i aquest és un espai buit
si mires ben endins
hi ha una punta d'agulla
espais de veu
(1987)

4.- La reacción de los medios y políticos cavernarios por el "caso Tertsch" es la de siempre: culpar a los demás de sus pecados y hacerse los mártires con su única verdad como bandera. Óscar lo sigue de cerca. Yo me quedo con el retrato que les hacen en Polònia, que no es por este caso pero tanto da (el final lo resume todo):




1 comentarios:

nynaevesedai ha dit...

Me encanta polonia, pero ¡qué fuerte lo del Instituto Cervantes!... esto es como cuando pillaron a Sarkozy, con trabajadores ilegales en su casa...